17 jun. 2010

La Diputación Provincial de Huelva y su "afán de protagonismo"

La Diputación Provincial con su presidenta Petronila Guerrero al frente, se empecina en un afán enfermizo de protagonismo al querer liderar la iniciativa de La Asociación de Estudios Iberoamericanos y Colombinos Rábida de Huelva para que la Rábida y los lugares Colombinos, sean declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta Asociación ha obtenido el apoyo de los partidos políticos, menos del PSOE, de colectivos sociales de la provincia de Huelva y de numerosas instituciones. Ha instado al Gobierno de España para que los lugares Colombinos de la provincia de Huelva vinculados al Descubrimiento de América sean declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. De la misma manera ha pedido al presidente del Gobierno para que sea La Rábida y su entorno lugar de encuentro de la Comunidad Iberoamericana de Naciones obteniendo su apoyo y reconocimiento. El presidente de la Junta de Andalucía después de recibir el manifiesto contesta que lo remite al gobierno Central apoyando la iniciativa. Con todo esto y mucho más se ha presentado hoy en el Senado la moción por el PP. El PSOE ha propuesto una enmienda transacional para que fuera La Diputación Provincial de Huelva quien propusiera esta iniciativa, con lo cual con doce votos a favor y doce en contra decae la moción presentada.



No se entiende que una iniciativa como esta, con un precedente que se remonta al año 1999 con la Declaración de la Cumbre de La Habana realizada por 21 jefes de Estado y Presidentes de Gobiernos de la Comunidad Iberoamericana de Naciones, que otorgaba a La Rábida la denominación de «Lugar de Encuentro Iberoamericano», con los apoyos mencionados más sindicatos, asociaciones de vecinos, empresarios, Cogreso de los Diputados, Parlamento de Andalucía, etc. tenga por parte de La Diputación Provincial de Huelva una actitud insolente e infantil. La senadora María Teresa Camacho no ha tenido en cuenta el apoyo a esta iniciativa de la sociedad onubense, y con su empecinamiento contribuye a que Huelva no ostente el lugar que, por justicia, se merece en el marco histórico del descubrimiento de América.

El Partido Andalucista denuncia que el ayuntamiento socialista del Campillo no tienen vergüenza en el asunto de la luz

Dos años después de obtener la Licencia de habitabilidad se resuelven los problemas con el suministro eléctrico.
Los propietarios de las viviendas construidas recientemente detrás de la Iglesia han estado esperando durante los últimos años a que se resuelvan los problemas técnicos y administrativos con el suministro eléctrico derivados de la negligencia cometida por el Ayuntamiento al conceder la Licencia de habitabilidad a estas casas sin estar resueltos los pormenores con el promotor y la empresa eléctrica.

En consecuencia, las familias residentes en esta nueva urbanización han estado sufriendo continuos cortes de luz con el consiguiente perjuicio, ya que han tenido que abastecerse durante todo este tiempo de la “luz de obra” que no tiene la suficiente potencia para suministrar la demanda de todos los vecinos.

Francisco Cuaresma, candidato andalucista a la alcaldía de El Campillo, denuncia que esta es la tercera vez que en los últimos años sucede lo mismo, anteriormente fueron los vecinos de otras dos urbanizaciones de nueva construcción las que padecieron la incompetencia y la desidia de los regidores y técnicos municipales, ya que a pesar de estar especificado en los requisitos para la obtención de la citada “licencia de habitabilidad” la necesidad del promotor de presentar un “certificado de idoneidad técnica” que emite la empresa eléctrica con los datos y requisitos para el enganche, sin embargo, las licencias han sido otorgadas sin contar con este requisito imprescindible.

El Partido Andalucista denuncia la falta de planificación del carril-bici provoca incidentesen Isla Cristina


La nula o deficiente planificación del recién estrenado carril-bici de Isla Cristina continúa deparando incidentes. El último se ha saldado con un herido leve en el Centro de Salud de la localidad al impactar un ciclista contra la puerta abierta de un vehículo que estaba estacionado.



Este hecho ocurrió recientemente en la Avda. Parque cuando un niño se disponía a salir del coche familiar por el lado derecho -ya que por el izquierdo está la calzada- y al abrir la puerta, un ciclista que circulaba por el carril, no pudo esquivarla y colisionó contra ella. Afortunadamente no hubo que lamentar males mayores más que los consiguientes rasguños y contusiones en el brazo izquierdo y el pecho, además del susto para el propio ciclista, el niño y el padre. Debido al incidente se han interpuesto los correspondientes partes, y el propietario del vehículo valora la posibilidad de denunciar al Ayuntamiento isleño por lo que el considera una errónea división entre ambos espacios, el de los coches (calzada) y el de los ciclistas (carril-bici).


Pero este no ha sido el único problema que se deriva de una pésima o nula planificación. Primero, lo denunciado en un pleno por los Andalucistas, la eliminación de 800 aparcamientos y su posterior solución chapucera de estrechar la calzada para resituarlos, en vez de subir el carril-bici a una acera que, en ocasiones, alcanza los 10 metros de amplitud.
Este estrechamiento se hace mucho más visible, rozando lo denunciable, en la única vía de acceso a la playa más concurrida de Isla Cristina, la “Central”, por donde ahora casi no puede circular el autobús público debido a la estrechez de la vía.

Otro de los aspectos que pone de manifiesto la mencionada improvisación de lo diseñado son los bolardos elegidos para la separación del circuito ciclístico. Estos son extremadamente altos, lo que ha provocado, provoca y seguirá provocando que las puertas de los vehículos, al ser abiertas, golpeen en los abultados armatostes e, irremediablemente, el vehículo termine en el taller de turno. Son, sobre todo, los vecinos de las zonas por donde discurre el carril-bici los más afectados, lo que aumenta el malestar del vecindario. A todo lo explicado hay que unirle que los contenedores han tenido que ser resituados, del interior al exterior de la calzada, también sobre los aparcamientos.


Todos estos problemas no son achacables a la falta de costumbre ni al tiempo para habituarse a cualquier nueva obra, es algo mucho más grave y ahora de difícil solución, porque son el resultado de una nula o pésima planificación previa. Es más, desde algunos ámbitos se ha llegado a apuntar que los problemas de diseño y ejecución del carril-bici han sido provocados por la premura e improvisación del Equipo de Gobierno de acogerse a la consiguiente subvención administrativa de los 425.000 euros (más de 70 millones de pesetas) que ha costado el circuito, que dicho sea de paso, con las necesidades por las que se atraviesa, bien se podía haber usado esta importante cantidad de dinero para solventar otras necesidades más perentorias.