15 nov. 2011

El PA apuesta por una banca pública, profesional y sin fines especulativos.




Los candidatos andalucistas Damián Rodríguez Martín y Manuel Jesús González Fernández , defendieron la creación de una banca andaluza.

Andalucía necesita una entidad pública que sirva de intermediaria entre los ahorradores andaluces y las inversiones productivas, alejada de intereses políticos o fines especulativos. El sueldo de los directivos lo marcaría el Parlamento de Andalucía.

Proponemos que Andalucía cuente con una banca pública que permita invertir los ahorros de los andaluces en iniciativas productivas de Andalucía, garantizando el crédito a familias y empresarios y sin fin especulativo alguno.

Apostamos porque sobre las cajas andaluzas se construya una banca pública dirigida de forma profesional, dejando claro que la retribución de sus directivos esté reglada por el Parlamento de Andalucía y no por sus órganos de decisión, evitando los sueldos desorbitados en la banca.

PSOE y PP han dilapidado el sistema de cajas de ahorro, politizándolas y usándolas en beneficio de los partidos políticos, seria un instrumento muy valioso para Andalucía la creación de una banca pública.

Además, los candidatos andalucistas han defendido la necesidad de esta figura, “porque su función vital será la de permitir la circulación del crédito de y para los andaluces, y no la de servir a otros intereses” por lo que dicen que debe potenciarse “la transparencia, el compromiso y el esfuerzo compartido para salir de la crisis, apostando por las familias y los autónomos y primando la creación de empleo”.

Asimismo, Damián Rodríguez Martín, defiende que “esta banca pública estaría regida por un importante cuerpo técnico “que desarrollaría una importante labor absolutamente profesional, alejada de los intereses partidistas y especulativos y centrada en el interés general de Andalucía”.

Ahora más que nunca hace falta una banca al servicio de la ciudadanía y no de los poderes dominantes políticos o económicos, para que de verdad la liquidez y la cobertura de las necesidades de la sociedad sean cubiertas y el crédito fluya.