24 nov. 2010

Pleno Extraordinario con dos mociones Andalucistas en Isla Cristina.

La primera contempla ratificar los últimos acuerdos tomados por la Mancomunidad de Servicios, MAS (antes Giahsa), referente a la cesión de infraestructuras y la segunda, una operación de tesorería para pagar a proveedores.


A las nueve de la mañana se celebró ayer un pleno extraordinario para, en primer lugar, según explicó la Alcaldesa, María Luisa Faneca, ratificar el convenio existente con la nueva Mancomunidad de Servicios de Huelva (MAS) que, tras la cesión de Giahsa, gestiona el ciclo integral del agua y la recogida de residuos en la provincia de Huelva.

El portavoz Andalucista, Francisco Zamudio, de una forma clara y concisa, ofreció una explicación de lo que realmente contenía la moción y que dividió en dos asuntos de importancia. El primero, en el que expresó su apoyo explícito, “blindar la nueva mancomunidad con el fin de que ningún pueblo pueda abandonarla tan fácilmente, o por lo menos, que le cueste irse para evitar desestabilizar al resto”. Y en segundo lugar, lo que Zamudio calificó de “operación de ingeniería financiera” y que permitirá a la mancomunidad solicitar un crédito de 100 millones de euros que repartiría con los pueblos mancomunados en función de sus habitantes. A Isla Cristina le correspondería algo más de 10 millones de euros y Zamudio quiso “saber en qué se va a gastar ese dinero” antes de aprobarle el punto y para lo cual le solicitó a Faneca la creación de una comisión informativa para que explicara el destino final de la cuantía económica. Zamudio quiso dejar claro que “siempre los Andalucistas hemos estado a favor de que la gestión del agua sea pública”, y más aún cuando la ciudad recibirá esa importante cantidad económica, pero finalmente se vieron en la obligación de abstenerse al no aceptar la Alcaldesa la solicitud.

Y el segundo punto hacía referencia a la petición, por parte del Equipo de Gobierno Socialista, de otra operación financiera más para solicitar, al banco que esté dispuesto a otorgárselo, un crédito de 900.000 euros, de los que 300.000 € corresponde a otra operación aprobada el mes pasado y que todavía ningun