9 nov. 2011

El PA reclama la construcción y puesta en funcionamiento de hospitales en Huelva



En rueda de prensa ofrecida hoy en la sede andalucista, Damián Rodríguez Martín y Manuel Jesús González Fernández, candidatos andalucistas al Congreso y al Senado respectivamente, expusieron la posición del PA .

El 26 de octubre del 2010 el Portavoz Andalucista en la Excma. Diputación Provincial presentó una moción sobre la necesidad de construir nuevos centros de salud en nuestra provincia, poniendo como ejemplo el Distrito III de la capital, Isla Cristina o el Condado entre otros, consiguiendo el apoyo de todos los grupos representados, no obstante, a fecha de hoy ninguna administración ha hecho absolutamente nada para cambiar esta situación.

Manuel Jesús González, señalo que los ciudadanos de Lepe ( mas de 30.000 habitantes ) siguen teniendo que trasladarse a la capital, a mas de 40km. Ya que el CHARE Virgen de la Bella continua paralizado y ya nadie habla de el.

“Nadie habla de este CHARE porque a estas alturas continua cerrado debido ni el ayuntamiento presidido por el PP ni la Junta de Andalucía del PSOE se hacen cargo de realizar los accesos al Centro Hospitalario. La guerra entre PP y PSOE es la única razón por la que los ciudadanos de Lepe siguen padeciendo este abandono”

Así mismo, los CHARE del Condado y Aracena, siguen siendo poco mas que un proyecto, sin que a fecha de hoy sepamos cuando van a estar en funcionamiento.

Por su parte, Damián Rodríguez señaló las diferencias que sitúan a Andalucía muy por debajo de la media nacional en cuestión de salud pública ya que frente a las 35.000 personas por hospital de Cataluña y a las 59.000 personas por hospital de media española, a Andalucía le corresponde un ratio de 82.505 personas por hospital.

Los trabajadores de la limpieza viaria vuelven a ser empleados municipales. Los andalucistas contentos por haber participado en la solución del confli


9/11/11.- En un pleno extraordinario celebrado el pasado martes, ante la presencia de los sindicatos y el comité de empresa, se aprobó que los empleados que hasta ahora dependían de la empresa privada Valoriza, antes Sufi, vuelvan a ser empleados municipales tras ser intervenida por parte del Ayuntamiento. Esto sucede al llegar a un punto muerto en las negociaciones que se venían llevando a cabo con la empresa adjudicataria, entre otros motivos y principalmente, por no asumir el pago de las dos últimas nóminas a sus empleados, con los consiguientes perjuicios para los trabajadores y sus familias durante estos dos meses.

Los problemas del Ayuntamiento y empresa se vienen arrastrando desde hace tiempo, aunque todo se ha desencadenado ahora, en 2011. Para el Ayuntamiento, Sufi, ahora Valoriza, ha estado incumpliendo con lo pactado prácticamente desde el principio porque, entre otros motivos, no abrió la oficina de atención al ciudadano anunciada o no contrataba a más personal durante ciertas épocas del año como estipulaba el contrato.

Para el portavoz andalucista y miembro del Equipo de Gobierno, Francisco Zamudio, “se ha actuado con rapidez por el bien de los trabajadores, la intervención de la empresa ha sido la única salida para desbloquear el conflicto”. El conflicto al que se refiere Zamudio, además del impago de las nóminas, ha sido el abandono de la limpieza viaria, lo que empezaba a convertirse en un serio problema sanitario local debido a la acumulación de basuras en las calles.

Y aunque los partidos de la oposición (PIF-PP) aplaudieron la medida, sorpresivamente para todos no votaron a favor de la resolución del problema, sino que se mantuvieron al margen con una simple y cómoda abstención. Esta pasiva actitud choca con la otra más enérgica llevada a cabo durante los días del conflicto, cuando incluso, alguno de estos partidos, acompañó y participó en las manifestaciones llevadas a cabo por los trabajadores, exigiéndole al Ayuntamiento una pronta solución que cuando llega, no la aprueban. Incomprensible.

Sobre la deuda que mantiene el Ayuntamiento y empresa también se habló en el pleno. Para Zamudio, “existen diferentes visiones sobre lo que dice la empresa que se les adeuda, entre otros motivos, porque la propia empresa ha incumplido el contrato en reiteradas ocasiones, según me comentan mis compañeros de co-gobierno, desde la misma adjudicación en 2008. La oposición dice saber la cuantía, y yo digo que decirla aquí es contraproducente para el ayuntamiento porque sería un reconocimiento de deuda con la que no estamos de acuerdo porque la empresa ha estado incumpliendo con lo pactado”.

Zamudio quiso dejar claro, además, que Valoriza, y antes SUFI, “es una empresa solvente, con beneficios y que cotiza en bolsa, tienen dinero y, sin embargo, no han cumplido con el pago a los trabajadores”. Para el andalucista, la situación no se podía alargar por más tiempo, “no era aceptable, ni la situación de los trabajadores ni la mala imagen de un pueblo sucio”.

Lo positivo es que los trabajadores van a cobrar sus atrasos y que ya no dependen de una empresa que los usaba como moneda de cambio ante el Ayuntamiento, hecho por el que todos debemos felicitarnos.