14 oct. 2011

http://youtu.be/cvL25oEoq_E

El PA pide al Tribunal Supremo la suspensión del decreto de convocatoria de elecciones


La Secretaria General del Partido Andalucista, Pilar González, asegura que se trata de un “atentado contra la democracia”. A la espera del recurso, el PA ha iniciado una campaña informativa y de recogida de avales bajo el título “Yo avalo más Andalucía, que nos oigan en Madrid”
El recurso registrado esta mañana en el Tribunal Supremo pide la suspensión cautelar de la recogida de avales y le insta a que defienda los derechos fundamentales, que en palabras de Fernando Álvarez-Ossorio, doctor en Derecho Constitucional y candidato del PA al Congreso de los Diputados “entendemos que se vulneran con este requisito ex novo” que establece la nueva Ley Orgánica del Régimen Electoral General. Para Álvarez-Ossorio “la vulneración de derechos fundamentales es flagrante” porque se impide a un partido político
que no tenga diputados o senadores en Madrid concurrir a las elecciones si no reúne un mínimo requisito de avales.

El motivo que originó la inclusión de este requisito en la reforma de la Ley Electoral impulsada por PP y PSOE a finales de enero de este año, “es el ahorro de papel en la papeletas electoras y el uso indebido que hacen algunas formaciones de los censos”. Para el candidato andalucista por el Congreso “esos dos bienes jurídicos que se pretenden proteger son absolutamente desproporcionados porque al final puede ocurrir que determinadas formaciones políticas, con la exigencia de estos avales no puedan presentarse a unas elecciones”.

Con el recurso interpuesto hoy “somos la expresión del pluralismo político en la sociedad”, señala Álvarez-Ossorio, “porque todos los partidos con representación en el Congreso, desde los grandes a los pequeños, han cometido un acto contra la democracia, contra los derechos fundamentales, lo que nos ha llevado hoy a presentar este recurso, siendo el primer partido político en hacerlo en todo el conjunto del Estado”.

El Partido Andalucista no descarta en elevar el recurso al Tribunal Constitucional y el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, porque para Pilar González, la resolución de tener que recoger avales para poder presentarse a las elecciones es “un atentado contra la
igualdad, contra el derecho a ser elegible, contra el pluralismo democrático”. Es la primera vez que un partido político, como el PA, que lleva presentándose a todas las convocatorias de elecciones desde 1978, tiene que recurrir al Tribunal Supremo para denunciar “un atropello como el que estamos viviendo”.

Al mismo tiempo que se presentaba el recurso en Madrid, el Partido Andalucista ha iniciado hoy una campaña informativa y de recogida de avales en 150 puntos de toda Andalucía, bajo el lema “Yo avalo, más Andalucía, para que nos oigan en Madrid”. Pilar González y Fernando Álvarez-Ossorio la protagonizaban en la céntrica plaza de La Campana de Sevilla. La nueva Ley Electoral exige que los partido que no hubieran obtenido representación parlamentaria en ninguna de las Cámaras en la última convocatoria necesitarán la firma de al menos el 0,1 por ciento de los electores inscritos en el censo electoral de la circunscripción por la que pretendan su elección. Para poder optar a las elecciones por todas las provincias andaluzas, el PA necesita en total casi 6.500 avales antes del 16 de octubre.

Para Pilar González, “no es constitucional que el Estado no haga una campaña informativa sobre la recogida de avales y sobre los cambios recogidos en la reforma de la Ley Electoral”, declara la líder andalucista “porque a mucha gente, sobre todo a las personas mayores, les supone un enorme esfuerzo tener que poner su nombre y su DNI al lado del nombre de una fuerza política. Nosotros vamos a hacer las tres cosas, vamos a informar a la gente, a recoger los avales y a recurrir a los tribunales”.

“Necesitamos 6.500 firmas distribuidas aproximadamente en casi 500 en Almería, 1.000 en Cádiz, 700 en Córdoba, 750 en Granada, 400 en Huelva, 550 en Jaén, 1.120 en Málaga, 1.500 en Sevilla. Estoy convencida de que los vamos a conseguir, pero es absolutamente injusto”, añade González que ha puesto de ejemplo que “siendo la cuarta fuerza política, con más de 230.000 votos en la pasadas municipales, necesitamos avales, frente al caso de UpyD que con 70.000 votos no tiene que pedir avales”. “Es el atropello a la democracia pactado por PP y PSOE y con el silencio del resto de partidos con representación en el Congreso”, denuncia, porque “pretenden blindar la democracia, para que nadie más que ellos tengan acceso”

Según la Secretaria General Andalucista, “es fundamental que haya una voz andaluza en el Congreso”. González recuerda que hay 61 diputados “que elegimos los andaluces para que nos representen en Madrid y ninguno defiende el interés de Andalucía. 37 obedecen al
PSOE y 24 al PP”. Para Pilar González, “ahora más que nunca es necesaria la presencia de alguien que defienda los intereses de Andalucía en Madrid, porque tenemos 1 millón de parado andaluces y aquí nos entrenemos hablando de lo que pasa con la lengua vehicular en Cataluña o de lo que ocurre con los presos de ETA; cosas que son importantes pero no más que las cifras del paro en Andalucía”, ha concluido.

El Partido Andalucista pide que Duran i Lleida indemnice al pueblo andaluz


La Secretaria General del Partido Andalucista, Pilar González Modino, ha señalado que su formación prepara una demanda civil contra Duran i Lleida y Artur Mas por “lesionar el honor del pueblo andaluz”, tras el “intolerable e inadmisible” goteo de “declaraciones ofensivas del nacionalismo burgués catalán”.
Para González “no es suficiente la mera reprobación parlamentaria” y les reclamará el pago simbólico de un euro, “porque el honor de los andaluces es incuantificable”.

En rueda prensa, en la que los andalucistas han presentado una aplicación electrónica para la recogida de avales por internet, la líder andalucista considera que demandar a los dirigentes de CIU “es la mejor respuesta para defender al pueblo andaluz de los ataques furibundos del insolidario y conservador nacionalismo catalán”. Desde el PA, asevera González, “no permitiremos que se haga de los andaluces el chivo expiatorio para la recaudación electoral de CIU”.
La secretaria general andalucista entiende que “el PA, como formación política andaluza está legitimado para personarse como demandante” y argumentará que las declaraciones de Durán i Lleida merecen ser calificadas como “lesivas al derecho al honor del pueblo andaluz”. Los andalucitas entienden que sus declaraciones “tergiversan la realidad calificando como vagos, malversadores y defraudadores a los agricultores andaluces”.
En la demanda, el Partido Andalucista reclamará el pago de “un euro simbólico, porque el honor de los andaluces es incuantificable” , señala Pilar González quién irónicamente invita a los dirigentes de CIU a pasar una jornada “recogiendo aceitunas o fresas, para que vean lo duro que es el trabajo de nuestros agricultores”.
González, no obstante, opina que quien debería defender al pueblo andaluz, “en estos momentos”, tendría que ser el Ejecutivo de José Antonio Griñán. “La mera reprobación parlamentaria no es suficiente para desagraviar el honor del pueblo andaluz. Tanto PSOE como PP no se atreven a dar el paso que está dando el partido Andalucista, porque saben que quizás mañana – en alusión al 20N- necesiten pactar con los nacionalistas catalanes en Madrid”.
En este sentido, la secretaria general del PA, se ha preguntado “quién subvenciona a quién”
tras asegurar que “lo que le cuesta al Gobierno de España el PER son 925 millones de euros, mientras que las subvenciones estatales a la industria automovilística catalana cuestan 5.200 millones de euros”.
En clave preelectoral, Pilar González afirma que, si su partido obtiene diputados en el Congreso de los Diputados, estas “afirmaciones insultantes y alejadas de la realidad” contra Andalucía no van a salir gratis al “nacionalismo conservador de CIU” que defiende la diferencia y el respeto para su territorio pero “denigra y arremete” contra los demás pueblos de España.
En este sentido, González ha señalado que “esto es sólo un ejemplo más de la necesidad de una fuerza propia que defienda en el Congreso de los Diputados los intereses de Andalucía. Si no es con el Partido Andalucista, nadie en Madrid nos defiende y los pueblos que no tienen voz, no existen”, ha concluido.